Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, personalizar y analizar su navegación y opcionalmente, ofrecer publicidad.
Si continúa navegando está aceptando su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la política de cookies.

Clínica J. de Vicente

"La innovación constante es la única forma de mantenerse
competitivo, porque ninguna ventaja es sostenible en el largo plazo."

Bienvenidos a nuestra clínica

Estética

Su importancia.

En la sociedad actual la importancia de la estética dental es imprescindible y para eso contamos tanto con técnicas restauradoras y protésicas que nos permiten obtener los objetivos marcados.

El blanqueamiento dental es la técnica mediante la cual se logra aclarar el color de las piezas dentarias ya sea porque el color natural del paciente no es estético o porque se hayan oscurecido con el transcurso del tiempo.

La capacidad de poder aclarar una pieza dental dependerá de cada paciente teniendo en cuenta la causa de su oscurecimiento. Todo esto es estudiado y diagnosticado por nuestros especialistas, a fin de informarle al paciente las expectativas del tratamiento.

Existen dos técnicas para aclarar el color de las piezas dentarias, y son el blanqueamiento externo y el interno:

El blanqueamiento externo.

Se realiza en forma general, con una sustancia que puede ser peroxido de hidrógeno o carbamida. Estos agentes químicos eliminan todas las pigmentaciones dentales causadas por los diferentes hábitos, como son el consumo de mate, café, té, tabaco, etc., o bien por el paso del tiempo.

Nuestro nuevo equipamiento realiza el blanqueamiento con peróxido de hidrógeno que al transformarse en oxígeno penetra en el esmalte y la dentina y aclara las sustancias coloreadas sin que la estructura del diente se vea modificada. El sistema de luz contribuye a activar el peróxido de hidrógeno y a que éste penetre en la superficie del diente. Para realizar este tratamiento primero se debe llevar a óptimas condiciones de salud la boca del paciente. Esta técnica se realiza mediante la colocación del agente blanqueador en las caras visibles de los dientes, dejándolo actuar durante 45 minutos y blanquea una media de 8 tonos.

El blanqueamiento interno.

Está indicado en todas aquellas piezas dentarias que después de realizarles un tratamiento de conducto comienzan a variar el color, oscureciéndose. Para aclarar la pieza en este caso se debe acceder por el orificio posterior del diente por donde se realizo el tratamiento de conducto, y se coloca agua oxigenada de 100 vol. y a posteriori, peróxido de hidrogeno, peróxido de carbamida o perborato de sodio, se lo sella herméticamente y se espera una semana hasta la próxima sesión. Este variante de blanqueamiento se puede realizar hasta unas 5 veces con un período entre las mismas de 7 días.

El paciente debe tener en claro que este procedimiento aclarara al diente pero el mismo tiene un límite, que no siempre es el blanco absoluto.

Los métodos de blanqueamiento pueden ser acelerados mediante la aplicación de luz halógena, de plasma o mediante el láser, lo que se realiza en la clínica, reduciendo el periodo de tratamiento requerido.

Tratamientos alternativos

No obstante, teniendo en cuenta las limitaciones que presentan los blanqueamientos dentales, contamos con otro tipo de tratamientos de comprobada efectividad que pueden solucionar casi todos los casos posibles:

  • Carillas de porcelana feldespática de alta dureza y belleza
  • Coronas de porcelana sin metal, evitando los márgenes oscuros.
  • Coronas de zirconio.
  • Restauraciones de composite
  • Puentes de Maryland.
  • Cirugía gingival.
  • Alargamiento de coronas.
Sitio Web desarrollado por AdagioConsultor.es